Código de Ética


Yo, como Ingeniero Petrolero:

 

Estaré orgulloso de pertenecer al Colegio, luchando siempre por el logro de sus objetivos.

 

Mantendré la dignidad de mi profesión, normando mis actos con honestidad para ser merecedor de la confianza en mí depositada.

 

Actuaré siempre con lealtad y justicia ante los demás.

 

Fomentaré la fraternidad y solidaridad entre los colegiados.

 

Daré buen ejemplo a mis compañeros, dentro y fuera del ejercicio profesional.

 

Me actualizaré permanentemente.

 

Cultivaré la salud y mis cualidades físicas, como buenos instrumentos de mi actividad.

 

Desempeñaré con honorabilidad las tareas que se me encomienden, procurando desarrollarlas con efectividad y eficiencia.

 

Procuraré la seguridad y el bienestar colectivo, evitando aquellas condiciones que pongan en peligro la vida, el medio ambiente o la propiedad.

 

Pugnaré por la explotación racional y cuidadosa de nuestros hidrocarburos, por ser recurso no renovable.

 

Tendré conciencia de la responsabilidad que contrajimos con el País, los que ejercemos la Ingeniería en cualquier sector de la Industria Petrolera.

 

Participaré activamente en la difusión y promoción de las raíces y valores de nuestro Colegio.

 

Mantendré un espíritu de cooperación con los estudiantes y centros de estudios de Ingeniería para la consecución de sus objetivos.

 

Reconoceré, impulsaré y apoyaré los méritos de mis compañeros de profesión.